[:es]

   ¿Qué tipo de mampara conviene para tu baño?

Los baños de verdad no son como los de la revistas de decoración. Por lo general no son de 40m2, ni podemos poner zona de lectura con sofá y lamparita al lado de la ducha. En los baños de la mayoría de las casas tenemos que adecuarnos a ciertos condicionantes inevitables, que casi siempre tienen que ver con el espacio del que disponemos (el de la propia ducha, entrada a ésta, para poder abrir puerta…). Por eso, no siempre podemos colocar cualquier tipo de mampara, sino que tenemos que buscar la que nos solucione el cierre de nuestra ducha.

Hablaremos principalmente de duchas (no tanto de bañeras), ya que son las que exigen mamparas estancas y son por eso las que más quebraderos de cabeza dan. En una bañera siempre puedes acabar poniendo una cortina, en una ducha no.

Como decíamos, lo primero es tomar medidas y ver qué tipo de modelo nos permite entrar y salir con comodidad. He aquí los distintos tipos de mampara que hay en el mercado, según su modo de apertura.

Tipos de mampara según modo de apertura

  • Puerta abatible: las puertas abatibles permiten tener mamparas con poca perfilería y sin salientes inferiores que puedan entorpecer el paso. Mampara de puerta abatiblePor eso, es uno de los tipos de puerta indicados para personas con problemas de movilidad. Principal inconveniente a la hora de poner una puerta abatible: hay que tener amplitud suficiente en el baño. Es necesario no tener elementos que podamos golpear al abrir la puerta o que directamente impidan su apertura. (Por razones de seguridad, las puertas abatibles se deben abrir hacia fuera, nunca hacia dentro.) ……. [Ver mamparas abatibles]

 

  • Puerta corredera: es la más habitual. Muy buena opción cuando ocurre lo que comentábamos antes: que algo dificulte la apertura de una puerta abatible. x mampara-baños-decoraestilo-profiltek2Es una elección práctica para los baños de verdad ya que la puerta no ocupa espacio al abrirse. Inconvenientes: suelen tener más perfilería y muchas veces guía inferior (carril inferior para la puerta). Si tienen carril o guía inferior suelen ser menos limpias tanto a la vista como en general (hay más recovecos para pasar la bayeta). Hoy en día se hacen muchísimos modelos sin guía inferior, no sólo por cuestiones estéticas o de limpieza, sino también para evitar los salientes inferiores que dificulten el paso en caso de problemas de movilidad. [Ver mamparas correderas]

 

  • Puerta plegable: es la ideal para espacios pequeños, por ser la que deja entrada más amplia. Mampara plegableEstas mamparas suelen tener dos subtipos: las que se pliegan corriéndose las hojas por carriles superior e inferior y las que se pliegan y se abaten (sin carriles). Estas últimas son también ideales para personas con movilidad reducida. Inconveniente: suelen ser las mamparas más caras (aunque si lo que se necesita es únicamente una puerta pequeña, puede que el precio no aumente tanto realmente). [Ver mamparas plegables]

 

  • Hoja fija: suele ser la opción más económica, pero tiene algunos inconvenientes. La ducha debe ser lo suficientemente grande como para dejar entrada después del fijo. Kassandra Serie 300 (1F+1A)..No cerramos la ducha, por lo que nunca se puede asegurar que no vaya a salir agua. El fijo tiene que ser lo suficientemente ancho como para evitar que caiga fuera el agua que rebota en nuestro cuerpo al ducharnos. Por lo general, solemos aconsejar en todo caso decantarse por la versión hoja fija + pequeña abatible (ver foto), que recoge mejor el agua y las salpicaduras que comentábamos. En el caso de las bañeras, es más usual poner mamparas que no cierren completamente el espacio. Eso sí, hay que fijarse siempre en que los tamaños del fijo y de la entrada a la bañera sean suficientes.

 

  • Mamparas asistenciales: bien sea debido a la edad o bien por algún problema concreto, hay personas que necesitan ayuda a la hora de ducharse. Las mamparas diseñadas con este fin, mamparas asistenciales, deben cumplir fundamentalmente dos requisitos: permitir una fácil entrada a personas que tengan problemas de movilidad (tener una entrada amplia y sin salientes inferiores) y facilitar al ayudante el acceso al interior de la ducha mientras la parte de abajo de esta permanece cerrada (con ventanas superiores o simplemente siendo una mampara de sólo media altura). …………………….. [Ver mamparas asistenciales]

MAMPARA ASISTENCIAL puertas abatibles divididas Mampara Vital Bath - Bardot.

Otros aspectos interesantes

Hoy en día las mamparas son muy personalizables. Casi todos los fabricantes ofrecen opciones de serigrafías, las cuales pueden ir desde las típicas rayas horizontales hasta fotos personales, pasando por dibujos de mariposas o muñequitos para los niños, en blanco, color, etc. Nosotros, no obstante, y aunque sea tirar piedras sobre nuestro propio tejado (ganamos menos dinero), nos inclinamos más por el cristal transparente. Hace más espacioso el baño y es cada día más fácil de mantener sin manchas.

El tratamiento antical, sin embargo, sí que nos parece un extra a tener en cuenta. Tapa el poro del cristal formando una película protectora que repele el agua, por lo que queda menos agua adherida a su superficie. No quiere decir que no haya que limpiar la mampara, pero resulta más fácil secarla y evitar así los rastros de cal que acaban quedando si la dejamos mojada.

Por último, nuestros consejos de mantenimiento y limpieza son (sobre todo si tiene tratamiento antical) :

  • NO frotar con estropajos ni esponjas ásperas
  • NO usar productos de limpieza con componentes abrasivos

La mejor manera de limpiar es pasando el chorro de la propia ducha por la superficie de la mampara y después dejar el cristal seco. ¿Lo ideal para secar? La goma* que se utiliza al limpiar ventanas y escaparates. Aunque si tienes una mampara con tratamiento antical, con un trapito puede ser suficiente. En caso de tener que pasar jabón, que sea siempre uno neutro. Nada de productos milagrosos que suelen acabar atacando el material. (Esto es aplicable a casi todo, no sólo a las mamparas.)

[*De hecho, es muy recomendable utilizar la goma después de cada ducha para mantenerla impecable cada día.]

Por último, una obviedad: siempre que compres una mampara asegúrate de que esté homologada y cumpla con la normativa europea vigente para mamparas de ducha (EN 14428). Esta regulación garantiza el uso, la seguridad y la durabilidad del producto.

Ahora sólo te toca elegir la que más te guste. Pinchando aquí puedes echar un vistazo a distintas opciones que tendrías. Esperamos que encuentres la tuya con facilidad. ¡Mucha suerte!

 [:eu]

   ¿Qué tipo de mampara conviene para tu baño?

Los baños de verdad no son como los de la revistas de decoración. Por lo general no son de 40m2, ni podemos poner zona de lectura con sofá y lamparita al lado de la ducha. En los baños de la mayoría de las casas tenemos que adecuarnos a ciertos condicionantes inevitables, que casi siempre tienen que ver con el espacio del que disponemos (el de la propia ducha, entrada a ésta, para poder abrir puerta…). Por eso, no siempre podemos colocar cualquier tipo de mampara, sino que tenemos que buscar la que nos solucione el cierre de nuestra ducha.

Hablaremos principalmente de duchas (no tanto de bañeras), ya que son las que exigen mamparas estancas y son por eso las que más quebraderos de cabeza dan. En una bañera siempre puedes acabar poniendo una cortina, en una ducha no.

Como decíamos, lo primero es tomar medidas y ver qué tipo de modelo nos permite entrar y salir con comodidad. He aquí los distintos tipos de mampara que hay en el mercado, según su modo de apertura.

Tipos de mampara según modo de apertura

  • Puerta abatible: las puertas abatibles permiten tener mamparas con poca perfilería y sin salientes inferiores que puedan entorpecer el paso. Mampara de puerta abatiblePor eso, es uno de los tipos de puerta indicados para personas con problemas de movilidad. Principal inconveniente a la hora de poner una puerta abatible: hay que tener amplitud suficiente en el baño. Es necesario no tener elementos que podamos golpear al abrir la puerta o que directamente impidan su apertura. (Por razones de seguridad, las puertas abatibles se deben abrir hacia fuera, nunca hacia dentro.) ……. [Ver mamparas abatibles]

 

  • Puerta corredera: es la más habitual. Muy buena opción cuando ocurre lo que comentábamos antes: que algo dificulte la apertura de una puerta abatible. x mampara-baños-decoraestilo-profiltek2Es una elección práctica para los baños de verdad ya que la puerta no ocupa espacio al abrirse. Inconvenientes: suelen tener más perfilería y muchas veces guía inferior (carril inferior para la puerta). Si tienen carril o guía inferior suelen ser menos limpias tanto a la vista como en general (hay más recovecos para pasar la bayeta). Hoy en día se hacen muchísimos modelos sin guía inferior, no sólo por cuestiones estéticas o de limpieza, sino también para evitar los salientes inferiores que dificulten el paso en caso de problemas de movilidad. [Ver mamparas correderas]

 

  • Puerta plegable: es la ideal para espacios pequeños, por ser la que deja entrada más amplia. Mampara plegableEstas mamparas suelen tener dos subtipos: las que se pliegan corriéndose las hojas por carriles superior e inferior y las que se pliegan y se abaten (sin carriles). Estas últimas son también ideales para personas con movilidad reducida. Inconveniente: suelen ser las mamparas más caras (aunque si lo que se necesita es únicamente una puerta pequeña, puede que el precio no aumente tanto realmente). [Ver mamparas plegables]

 

  • Hoja fija: suele ser la opción más económica, pero tiene algunos inconvenientes. La ducha debe ser lo suficientemente grande como para dejar entrada después del fijo. Kassandra Serie 300 (1F+1A)..No cerramos la ducha, por lo que nunca se puede asegurar que no vaya a salir agua. El fijo tiene que ser lo suficientemente ancho como para evitar que caiga fuera el agua que rebota en nuestro cuerpo al ducharnos. Por lo general, solemos aconsejar en todo caso decantarse por la versión hoja fija + pequeña abatible (ver foto), que recoge mejor el agua y las salpicaduras que comentábamos. En el caso de las bañeras, es más usual poner mamparas que no cierren completamente el espacio. Eso sí, hay que fijarse siempre en que los tamaños del fijo y de la entrada a la bañera sean suficientes.

 

  • Mamparas asistenciales: bien sea debido a la edad o bien por algún problema concreto, hay personas que necesitan ayuda a la hora de ducharse. Las mamparas diseñadas con este fin, mamparas asistenciales, deben cumplir fundamentalmente dos requisitos: permitir una fácil entrada a personas que tengan problemas de movilidad (tener una entrada amplia y sin salientes inferiores) y facilitar al ayudante el acceso al interior de la ducha mientras la parte de abajo de esta permanece cerrada (con ventanas superiores o simplemente siendo una mampara de sólo media altura). …………………….. [Ver mamparas asistenciales]

MAMPARA ASISTENCIAL puertas abatibles divididas Mampara Vital Bath - Bardot.

Otros aspectos interesantes

Hoy en día las mamparas son muy personalizables. Casi todos los fabricantes ofrecen opciones de serigrafías, las cuales pueden ir desde las típicas rayas horizontales hasta fotos personales, pasando por dibujos de mariposas o muñequitos para los niños, en blanco, color, etc. Nosotros, no obstante, y aunque sea tirar piedras sobre nuestro propio tejado (ganamos menos dinero), nos inclinamos más por el cristal transparente. Hace más espacioso el baño y es cada día más fácil de mantener sin manchas.

El tratamiento antical, sin embargo, sí que nos parece un extra a tener en cuenta. Tapa el poro del cristal formando una película protectora que repele el agua, por lo que queda menos agua adherida a su superficie. No quiere decir que no haya que limpiar la mampara, pero resulta más fácil secarla y evitar así los rastros de cal que acaban quedando si la dejamos mojada.

Por último, nuestros consejos de mantenimiento y limpieza son (sobre todo si tiene tratamiento antical) :

  • NO frotar con estropajos ni esponjas ásperas
  • NO usar productos de limpieza con componentes abrasivos

La mejor manera de limpiar es pasando el chorro de la propia ducha por la superficie de la mampara y después dejar el cristal seco. ¿Lo ideal para secar? La goma* que se utiliza al limpiar ventanas y escaparates. Aunque si tienes una mampara con tratamiento antical, con trapito puede ser suficiente. En caso de tener que pasar jabón, que sea siempre uno neutro. Nada de productos milagrosos que suelen acabar atacando el material. (Esto es aplicable a casi todo, no sólo a las mamparas.)

[*De hecho, es muy recomendable utilizar la goma después de cada ducha para mantenerla impecable cada día.]

Por último, una obviedad: siempre que compres una mampara asegúrate de que esté homologada y cumpla con la normativa europea vigente para mamparas de ducha (EN 14428). Esta regulación garantiza el uso, la seguridad y la durabilidad del producto.

Ahora sólo te toca elegir la que más te guste. Pinchando aquí puedes echar un vistazo a distintas opciones que tendrías. Esperamos que encuentres la tuya con facilidad. ¡Mucha suerte!

 [:]