[:es]El baño es el lugar de la casa más relacionado con el cuidado de nuestro cuerpo. Y quizá debido a ese mens sana in corpore sano, quién sabe, puede convertirse en el espacio ideal para desconectar de la rutina y buscar paz interior. En este post vamos a darte algunos consejos para que crees la atmósfera perfecta para relajarte en tu baño.

.

Iluminación

Sin lugar a dudas, la iluminación tiene una influencia decisiva sobre nuestro sistema nervioso y nuestras sensaciones. Para crear una atmósfera relajante debes conseguir en tu baño una iluminación suave. Pon un estor en tu ventana para atenuar la luz natural. También puedes iluminar con velas el cuarto de baño o con lámparas de led que cambian de color automáticamente.

Un toque natural

Incorpora la naturaleza a tu baño con materiales como la piedra y la madera. Potencian la sensación de contacto con lo natural.

También puedes introducir pequeños toques decorativos con plantas, bambúes o piedras.

Por otro lado, trata de ventilar tu cuarto de baño. Un aire limpio y un ambiente renovado (tanto de oxígeno como de energía), es algo indispensable para sentir bienestar.

Manejo del color

Es indispensable el uso de un color neutral en la decoración del baño. Tanto el blanco como el negro  son colores que permiten relacionarse con texturas y materiales naturales sin sobrepasarse visualmente. También pueden manejarse colores en tono pastel relacionados con colores naturales: marrón/tierra, gris/piedra, distintos tonos de verde/vegetación, etc.

La calidez de los espacios

El baño debe ser un espacio cálido. Para ello la temperatura ideal está entre los 20º y los 23º. Un suelo de madera o laminado te ayudará a mantener el calor en la estancia, dada su baja conductividad térmica.

En cuanto al color de las paredes, los colores tirando a ocres, color miel… harán la estancia menos fría, más acogedora.

Música

Sin duda la música es otro elemento que te ayudará a crear la atmósfera perfecta. La música clásica, el jazz… te ayudarán a dejar la mente en blanco, permitiéndote desconectar y sumergirte en la calma total. Aunque no hay nada como marcarse un temazo a lo Rock Star, para olvidarse de los problemas y salir de la ducha con energías renovadas.

Con los 5 sentidos

Para que la experiencia sea ya completa, cabe incluso mimar todos los sentidos.

El baño es el lugar ideal para los masajes. Puedes usar rodillos masajeadores, cepillos para las espalda o incluso guantes de crin, que te ayudarán, de paso, a eliminar células muertas. Si después de esto te das cremitas o mascarillas, la sensación de haberte dedicado a ti mismo será indudable.

Por otro lado, hay otras cosas a probar como

la cromoterapia… hay rociadores o teleduchas con luces led pensados justo para esto…

     aromaterapia… y dejarte llevar por baños con sales y aceites esenciales (algunas además, como la lavanda, son conocida por sus propiedades relajantes).

         hidroterapia… si tu bañera dispone de chorros o te pones una columna de hidromasaje, juega con los diferentes tipos de presión para activar la circulación de tu cuerpo.

y por qué no… nosotros también nos podemos llevar una copita de vino o algo rico para degustar plácidamente mientras disfrutamos de un baño (¿por qué va a ser algo exclusivo del mundo del cine?).

Esperamos que con estas ideas consigáis relajaros y salgáis del baño como nuevos.

Y si se os ocurren más, os animamos a que nos las mandéis para que las incluyamos… que nunca estarán de más.

¡¡Feliz ducha!!

(fuente original: banoyestilo.com)

[:eu]El baño es el lugar de la casa más relacionado con el cuidado de nuestro cuerpo. Y quizá debido a ese mens sana in corpore sano, quién sabe, puede convertirse en el espacio ideal para desconectar de la rutina y buscar paz interior. En este post vamos a darte algunos consejos para que crees la atmósfera perfecta para relajarte en tu baño.

.

Iluminación

Sin lugar a dudas, la iluminación tiene una influencia decisiva sobre nuestro sistema nervioso y nuestras sensaciones. Para crear una atmósfera relajante debes conseguir en tu baño una iluminación suave. Pon un estor en tu ventana para atenuar la luz natural. También puedes iluminar con velas el cuarto de baño o con lámparas de led que cambian de color automáticamente.

Un toque natural

Incorpora la naturaleza a tu baño con materiales como la piedra y la madera. Potencian la sensación de contacto con lo natural.

También puedes introducir pequeños toques decorativos con plantas, bambúes o piedras.

Por otro lado, trata de ventilar tu cuarto de baño. Un aire limpio y un ambiente renovado (tanto de oxígeno como de energía), es algo indispensable para sentir bienestar.

Manejo del color

Es indispensable el uso de un color neutral en la decoración del baño. Tanto el blanco como el negro  son colores que permiten relacionarse con texturas y materiales naturales sin sobrepasarse visualmente. También pueden manejarse colores en tono pastel relacionados con colores naturales: marrón/tierra, gris/piedra, distintos tonos de verde/vegetación, etc.

La calidez de los espacios

El baño debe ser un espacio cálido. Para ello la temperatura ideal está entre los 20º y los 23º. Un suelo de madera o laminado te ayudará a mantener el calor en la estancia, dada su baja conductividad térmica.

En cuanto al color de las paredes, los colores tirando a ocres, color miel… harán la estancia menos fría, más acogedora.

Música

Sin duda la música es otro elemento que te ayudará a crear la atmósfera perfecta. La música clásica, el jazz… te ayudarán a dejar la mente en blanco, permitiéndote desconectar y sumergirte en la calma total. Aunque no hay nada como marcarse un temazo a lo Rock Star, para olvidarse de los problemas y salir de la ducha con energías renovadas.

Con los 5 sentidos

Para que la experiencia sea ya completa, cabe incluso mimar todos los sentidos.

El baño es el lugar ideal para los masajes. Puedes usar rodillos masajeadores, cepillos para las espalda o incluso guantes de crin, que te ayudarán, de paso, a eliminar células muertas. Si después de esto te das cremitas o mascarillas, la sensación de haberte dedicado a ti mismo será indudable.

Por otro lado, hay otras cosas a probar como

la cromoterapia… hay rociadores o teleduchas con luces led pensados justo para esto…

     aromaterapia… y dejarte llevar por baños con sales y aceites esenciales (algunas además, como la lavanda, son conocida por sus propiedades relajantes).

         hidroterapia… si tu bañera dispone de chorros o te pones una columna de hidromasaje, juega con los diferentes tipos de presión para activar la circulación de tu cuerpo.

y por qué no… nosotros también nos podemos llevar una copita de vino o algo rico para degustar plácidamente mientras disfrutamos de un baño (¿por qué va a ser algo exclusivo del mundo del cine?).

Esperamos que con estas ideas consigáis relajaros y salgáis del baño como nuevos.

Y si se os ocurren más, os animamos a que nos las mandéis para que las incluyamos… que nunca estarán de más.

¡¡Feliz ducha!!

(fuente original: banoyestilo.com)

[:]